¿Qué es la hipoplasia dental? La hipoplasia dental es una enfermedad que debilita el esmalte dental (la capa más externa y dura del diente) cuya función es, entre otras, proteger frente a las bacterias. La hipoplasia puede afectar a los dientes de leche y también a los dientes permanentes, se da durante la etapa de desarrollo de los dientes y afecta al proceso de formación del esmalte. Es decir, provoca que los dientes tengan menos esmalte del que deberían.

 ¿Cómo saber si tengo el esmalte débil?

La hipoplasia dental se manifiesta a través de manchas blancas o marrones, que es el síntoma de un esmalte mucho más débil del habitual, siendo más propenso a padecer caries, fracturas y desgastes. Según el grado de hipoplasia que se padezca, las manchas tienden a ser más blanquecinas en casos más leves, mientras que en los casos graves adquieren un tono más amarillento – marrón.

También provoca pequeños huecos entre los dientes debido a la erosión y desgaste, así como sensibilidad dental a la temperatura de los alimentos.

Dependiendo del desarrollo de la hipoplasia, y si ésta ha sido tratada a tiempo, el efecto será casi imperceptible o puede mostrar una dentadura muy dañada.

 ¿Por qué se da la hipoplasia dental?

Realmente no se conocen las causas que originan la hipoplasia ya que al darse en la etapa de crecimiento puede aparecer por múltiples motivos, hereditarios, deficiencias o de desarrollo durante la infancia

También se puede ocasionar por enfermedades como la celiaquía o por golpes en la dentadura. Asimismo, esta enfermedad se puede desarrollar en el embarazo ya que algunos bebés nacen con hipoplasia por falta de vitamina D. 

Otros motivos también son la malnutrición, las infecciones o la fiebre. Los medicamentos también juegan un papel importante ya que algunos pueden afectar al crecimiento de los dientes. 

Prevención y tratamiento de la hipoplasia dental

Aunque la hipoplasia se da en dientes permanentes, es habitual también en los dientes de leche. Para detectar y tratar la hipoplasia lo ideal es acudir al dentista a revisiones periódicas. Además, los suplementos de vitaminas A o D también pueden ayudar a mitigarla. 

FOTO DE UN ANTES Y DESPUES DE UNA BOCA CON ESTE PROBLEMA Y OTRA CON EL PROBLEMA SOLUCIONADO

En cuanto al tratamiento este varía dependiendo de si es en niños o adultos. En el caso de los niños se utilizan tratamientos muy poco invasivos como son pastas remineralizantes o sellados de fisuras, junto con visitas constantes al dentista para verificar que no haya caries en los dientes afectados. 

Al tratarse de adultos, dependiendo de la gravedad, un especialista en estética y rehabilitación oral puede tratar de diferentes formas dependiendo del problema:

  • Tratamiento para manchas blancas: la mancha se elimina con un blanqueamiento especial para manchas blancas (ICON), no se debe confundir con el blanqueamiento habitual, pues éste no elimina las manchas blancas.
  • Tratamiento para manchas marrones o erosión del diente: si la mancha es un poco más intensa o existe erosión en el diente, se suele pulir el diente y se reconstruye con resina compuesta de color del deinte, reconstrucciones de composite, para fortalecer la capa exterior del diente. Si los dientes afectados son los incisivos, uno de los mejores tratamientos son las carillas de porcelana, gracias a su durabilidad y la facilidad con la que imitan a un diente natural.
  • Tratamiento para dientes muy desgastados: en caso de que la hipoplasia dental haya dañado mucho el diente, es posible colocar una corona dental, o en caso de ser necesario y como última opción un implante dental para sustituir al diente afectado. 

Si detectas que tu o un familiar sufre de hipoplasia dental, lo mejor es tratarlo cuanto antes para fortalecer el diente con tratamientos sencillos, en Clínica Friedlander estaremos encantados de atenderte. Nuestra clínica dental se encuentra en Barcelona, puedes pedir visita presencial con uno de nuestros especialistas para valorar tu caso y darte una buena solución a tu medida.