Blog » General » Miedo al dentista: Trucos y claves para superar el pánico al dentista.

Cómo superar el miedo al dentista

Normalizar el miedo al dentista es un primer paso para vencerlo, hay muchas personas que sienten desde una pequeña ansiedad hasta un miedo que les impide tomar acción por su salud dental e incluso llegar a perder sus dientes.

El miedo al dentista es un hecho más común de lo que pensamos, en un estudio1 llevado a cabo en un centro de salud en Huelva, se elaboró una lista de motivos que afectan a las personas que tienen miedo y hasta pánico al dentista, y van desde que el dentista esté malhumorado, que sea brusco, que la atención no sea exclusiva y vea a muchos pacientes a la vez, el pinchazo de la anestesia, que haga daño y sangre la boca, no saber qué es lo que se va a hacer en el tratamiento, hasta que al dentista le huela mal la boca.

Muchos de estos miedos tienen una solución fácil, y es la comunicación. No sentir vergüenza a admitirlo abre la puerta para poder hablarlo con tu dentista y comprender qué tipo de tratamiento se va a realizar y mucho más importante, que beneficios tiene para tu salud.

5 consejos para perder el miedo al dentista.

1- Identifica tu miedo y toma acción.

Reflexionar sobre lo que te asusta y analizar con tranquilidad la raíz de tu miedo es una forma de acercarse a él y conocerlo. Si por ejemplo te da miedo el ambiente de la clínica dental, puedes comenzar por acercarte a una que te hayan recomendado y pedir información. Comunicar y escuchar activamente es la clave para encontrar las soluciones que te ayudarán a resolverlo.  

2- Ir a una primera visita.

Generalmente en una primera visita sólo hay una exploración sencilla para valorar el estado de tus dientes, no hay anestesia, no hay turbinas funcionando… simplemente el dentista y tu para conocerse y hablar sobre tus preocupaciones de salud. Escribe una lista de tus dudas y comparte abiertamente la ansiedad que te provoca la visita, reconocer tu miedo ante el dentista sólo ayudará a gestionarlo mejor por ambas partes.

3- Tomar conciencia de tu salud dental.

En una primera vista te explicarán el cómo no cuidar de tus dientes puede afectar al resto de tu cuerpo, y esta información puede que sea la clave para que lograr vencer tu miedo. Poner en la balanza los beneficios que te traerá hacer un tratamiento vs. lo que puede pasar con tu salud si no tomas acción, es tal vez el último empujón que te hace falta para tomar la decisión de cuidarte.

4- Pide apoyo.

Cuando vayas a hacer el tratamiento pide a algún familiar o amigo que te acompañe, sentir el respaldo de alguien puede mejorar la forma en la que te enfrentes a lo desconocido. Durante el tratamiento puedes pedir a tu dentista que te explique cada paso de lo que hace y acordar una señal para cuando necesites un descanso.

5- Valora la posibilidad de hacerlo con medicación.

Para reducir el estrés puedes pedir a tu dentista que te prescriba un ansiolítico y de esta forma te sientas más relajado durante la visita. También hoy en día es posible hacer tratamientos dentales con sedación consciente, es decir no sentirás nada pero podrás responder al dentista en caso de que te pida hacer algo y cuando despiertes no recordarás nada de lo sucedido.

Te animamos a buscar una clínica dental de confianza, vivir con miedo de ir al dentista es el obstáculo que te mantiene dentro de un círculo vicioso difícil de romper, en el que la salud de tus dientes solo va empeorando conforme no acudes a tratarte, y donde tu autoestima se ve afectada impidiendo incluso disfrutar de tu día a día.

2019-02-21T18:27:54+01:00

Sobre el Autor:

Clínica Friedländer
Clínica Friedländer, es una clínica dental en Barcelona que reúne en su amplio y moderno espacio, la tecnología de vanguardia y un equipo humano formado por el equipo auxiliar y ocho especialistas que abarcan todas las especialidades de la odontología.

Escribe un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme cuando: