El Bruxismo: Síntomas, causas y tratamientos.

¿Qué es el Bruxismo?

El bruxismo es una actividad muscular repetitiva e inconsciente, caracterizada por el apretamiento o frotamiento de los dientes y/o por el movimiento mandibular forzado. Es un proceso con origen en el sistema nervioso central, que es el encargado de regular factores psicológicos, sociales, neurobiológicos etc. 

Puede ser diurno (durante el día) y/o nocturno (durante la noche), afecta de igual manera a mujeres que a hombres, y entre el 8% y el 31.4% de los adultos lo padecen, y existen estudios demuestran que disminuye con la edad.

¿Qué causa el bruxismo?

El bruxismo es multifactorial y en la actualidad no se sabe a ciencia cierta su origen. Las causas del bruxismo varían de persona en persona, por lo cual no hay una sola causa, más bien una lista de posibles causantes: 

  • Medicamentos.
  • Hábitos y estilo de vida.
  • Estrés.
  • Problemas relacionados al sueño.
  • La alineación inadecuada de tus dientes.

Específicamente hablando del bruxismo nocturno, la literatura científica habla de diferentes factores de riesgo:

FACTOR EVIDENCIA CIENTÍFICA ASOCIADA
Anatomia esquelética orofacial Ninguna
Anatomía dental / Oclusión Ninguna
Ansiedad / Estrés / Personalidad Creciente
Herida traumática Presente
Genética Creciente
Neuroquímicos (catecolaminas) Presente
Medicaciones (inhibidores de serotonina) Presente
Drogas (metanfetaminas), alcohol, cafeina, tabaco Presente

(Hay que entender que aunque ahora mismo no se han relacionado ciertos factores puede que en el futuro nuevo estudio sí que lo demuestren)

Bruxismo: Síntomas, causas y tratamiento 2

Síntomas de bruxismo

Si tu sufres de bruxismo puede que ni siquiera lo sepas, y que hasta que alguien que convive contigo, no te comente que te ha escuchado rechinando los dientes por la noche, tu no te enteres. Lo que sí es posible, es que notes las secuelas que deja el bruxismo:

  • Dientes desgastados: éste es el síntoma más visible del bruxismo, los dientes planos que por el frotamiento constante van perdiendo sus cúspides y cantos redondeados que naturalmente tienen.
  • Retracción de las encías: por desgaste en el esmalte, por la presión que éstas sufren e incluso por la reabsorción de raíces, todo esto puede afectar la delicada relación entre encía y diente.
  • Fisuras y/o fracturas de dientes: al apretar con fuerza excesiva los dientes es posible que causes un fisura y si esta no es atendida llegue incluso a fracturarse el diente.
  • Sensibilidad dental: ya sea por fisuras o la retracción de encías, la dentina (parte de tus dientes debajo del esmalte que está conectada al nervio) puede quedar expuesta y provocar dolor o molestias al frío, calor o dulces.
  • Dolor muscular, de cabeza, cuello, oído y/o de ATM: recuerda, somos un toso, todo el aparato masticatorio y lo que lo rodea sufre por la contracción con excesiva fuerza de los músculos.
  • Cansancio por dormir mal: la incapacidad de relajarse al 100% durante la noche provoca que el sueño no sea reparador y sientas cansancio al despertar.
  • Problemas con implantes dentales: El bruxismo puede suponer una amenaza directa para el éxito de los tratamiento con implantes dentales. La conclusión de algunas revisiones de bibliografía científica demuestran que el bruxismo puede suponer un factor de riesgo para las complicaciones mecánicas de las prótesis sobre implantes, sin embargo no supone un factor de riesgo biológico alrededor de los implantes dentales.

Bruxismo en niños

El bruxismo en niños con dientes de leche se considera funcional o fisiológico, e incluso se considera benéfico, porque ayuda a la correcta expansión del maxilar, creación de diastemas (espacio entre dientes) y ayuda a acortar las raíces de los dientes de leche,  por lo cual no se prescribe ninguna tratamiento mientras no afecte a dientes permanentes.

Hay que apuntar que hoy en día existen, y van saliendo, estudios que demuestran su relación con la apnea del sueño y/o con el TDAH (trastorno déficit de atención e hiperactividad). 

Por lo cual nosotros recomendamos siempre valorar de forma individualizada cada niño/a con un odontopediatra.

¿Cómo tratar el bruxismo?

El tratamiento del bruxismo y sus consecuencias requiere un enfoque multidisciplinar. Idealmente el paciente bruxista debe ser valorado por un equipo compuesto por: un odontólogo, un neurólogo, un especialista en medicina del sueño (no existe en todos los países) y un psicólogo. 

Actualmente el tratamiento del bruxismo más habitual es la combinación de los fármacos de acción central, terapia oclusal con férula nocturna de relajación y psicoterapia.

Desde el campo de la odontología, además de ofrecer un parte del tratamiento, podemos reparar los efectos que ha tenido el bruxismo sobre los dientes, haciendo un correcto diagnóstico se pueden rehabilitar los desgastes dentales. 

Bruxismo: Síntomas, causas y tratamiento 3

Férula de descarga para bruxismo

Hay que dejar claro a los pacientes que la férula o “placa de descarga” no elimina el bruxismo, sino que protege y previene desgastes en los dientes, e incluso en algunos casos protege músculos y articulación de los posibles daños al apretar tan fuertemente los dientes. Es el ortodoncista, experto en la correcta función de todo el aparato masticatorio, el que prescribe la férula de descarga para uso nocturno.

La placa de descarga para bruxismo tiene 2 características importantes:

Tiene que estar hecha de acrílico duro y en ningún caso de material blando. 

Tiene que estar hecha a medida por un profesional entrenado, pues una “placa de descarga” mal hecha o mal ajustada puede provocar daños importantes a la articulación temporomandibular.

¿Existen los remedios caseros para tratar el bruxismo?

Como hemos comentado anteriormente el bruxismo es un proceso con origen en el sistema nervioso central. Por lo cual se podría decir que sí existen algunos remedios que están en tus manos y se relacionan directamente con tu estilo de vida y hábitos:

  • Reducir el estrés, introducir en tu dia a dia pequeños rituales de relajación.
  • Actividad física y alimentación saludable, evita comer cosas muy duras.
  • Si fumas intenta dejarlo o por lo menos reducir la cantidad de cigarrillos al día.
  • Reduccion o eliminacion de bebidas estimulantes, por ejemplo bebidas altas en cafeína, alcohol.
  • Si el bruxismo es diurno, ser consciente de cuándo lo haces, (generalmente aparece en momentos de concentración, estrés o ansiedad) y aprender a relajar los músculos de tu cara.
  • Si sientes dolor, puedes poner compresas de calor seco en la musculatura alrededor de la ATM para aliviar un poco el malestar. 

El bruxismo y su relación con la Ortodoncia

Existen varios estudios que demuestran que la maloclusión no provoca ni aumenta la probabilidad de presentar bruxismo, ya que es un proceso multifactorial con origen en el sistema nervioso central, encargado de regular factores psicológicos, sociales, neurobiológicos etc.

En la práctica diaria en nuestra clínica dental, hemos observado cómo muchos pacientes después de su tratamiento de ortodoncia dejan de apretar los dientes una vez es corregida la maloclusión y existe armonía entre la mordida y la ATM (articulación temporomandibular).

Para más información consultanos llamando al teléfono 93 832 72 81.