Blog » Adultos » Sensibilidad dental: síntomas, causas y tratamientos

Sensibilidad dental: síntomas, causas y tratamientos

La sensibilidad dental es un dolor intenso que ocurre cuando la dentina, la parte interna de los dientes, queda al descubierto. Puede desencadenarse por diversas causas, entre ellas, la aparición de caries o la recesión de la encía. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber para prevenirla o curarla en su caso.

¿Cuáles son sus síntomas?

El dolor temporal es lo que define a este problema tan común. Al exponer los dientes desprotegidos de esmalte (la capa protectora de los dientes) con bebidas frías, calientes y comidas dulces suelen aparecer las molestias. Éstas desaparecen en cuanto se deja de someter el diente a alguno de los estímulos externos mencionados.

La razón por la cual la dentina es tan sensible es porque contiene una serie de tubos que conectan con los nervios situados en el interior de los dientes, por eso es tan incómodo cuando ocurre. Por suerte el tratamiento preventivo es muy fácil de seguir.

Posibles causas de la sensibilidad dental

  • Hábitos alimenticios dañinos con el esmalte que crean un ambiente ácido en tu boca. Por ejemplo, el consumo excesivo de bebidas carbonatadas y azúcares que pueden afectar el esmalte dental con el paso del tiempo.
  • Uso sin supervisión de productos de blanqueamiento dental, los cuales suelen ser muy abrasivos con el esmalte.
  • Cepillarse con mucha fuerza los dientes, lo cual reduce el tejido gingival.
  • Bruxismo, apretar los dientes de forma inconsciente o incluso rechinarlos.
  • La enfermedad periodontal, que crea recesión en las encías.
  • Trastornos estomacales, como úlceras o hernias de hiato.
  • Trastornos psicológicos, como la bulimia o la anorexia.
  • Embarazo, en cuyo momento la sensibilidad dental se ve aumentada.

Tratamiento de la sensibilidad en los dientes

Cuando sentimos dolor buscamos rápidamente remedios para la sensibilidad dental esperando encontrar alguna cosa que solucione lo antes posible nuestro dolor, pero lo cierto es que cada caso requiere de un estudio previo para poder entender el origen de la sensibilidad y decidir qué es mejor en cada situación, éstos son algunos de los tratamientos que se pueden realizar en una clínica dental:

  1. Restauraciones de composite en la zona afectada: Uno de los tratamientos más sencillos e indoloros para tratar la sensibilidad dental es la de aplicar composite en la zona afectada para que proteja el diente y dejes de sentir dolor. Es un proceso sencillo e indoloro con el que dejarás de percibir molestias.
  2. Injerto de encía: Si la causa de la sensibilidad es por una recesión dental, te pueden injertar tejido de encía en el lugar afectado.
  3. Endodoncia: Un tratamiento de conducto o endodoncia también podría ser una de las últimas soluciones a recurrir ante este problema si la sensibilidad es persistente. Se trata de un procedimiento en el que se llega al centro del diente, se elimina el nervio –por lo que ese diente ya no transmitirá dolor– y se rellena con un material biocompatible. Posteriormente se reconstruye el diente de la forma más respetuosa y menos invasiva posible.

Cómo evitar la sensibilidad dental

Apostar por la prevención antes que la cura es el mejor tratamiento, por eso te invitamos a poner en práctica los siguientes consejos a fin de evitar la sensibilidad en los dientes:

  • Mantén una buena higiene dental, utiliza un cepillo de cerdas suaves con una pasta recomendada por tu dentista, cepilla con menos fuerza y más repeticiones para eliminar eficazmente la placa dental y no te olvides de pasar la seda dental una vez al día.
  • Evita las bebidas carbonatadas y azúcares. Si las tomas, bebe agua después, para equilibrar el nivel de ácido en la boca.
  • No utilices tu boca como una herramienta (abrir bolsas, sujetar llaves, etc.).
  • Si padeces bruxismo puedes preguntarle a tu dentista sobre la posibilidad de usar una férula de descarga.
2018-11-19T14:08:46+00:00

Deja tu comentario