Por qué colocar los implantes dentales ANTES de la ortodoncia

El tema de esta entrada del blog conduce a mucha confusión entre los pacientes que acuden a nuestra clínica dental en Barcelona….¿qué tendrán que ver los implantes dentales con un tratamiento de ortodoncia si son dos tratamientos diferentes y de diferentes especialidades?

Pues bien, quiero aclarar este tema ya que muchos pacientes se vuelven locos cuando unos profesionales dicen que hay que colocar los implantes dentales después de la ortodoncia, otro dicen que antes de la ortodoncia y algunos dicen que hay que colocarlos durante la ortodoncia. ¿Cómo es posible que haya tantas opiniones tan diferentes? ¿y a qué se debe?

Empecemos por el principio; hoy en día muchos adultos buscan solución para sus problemas dentales, buscan mejorar su salud y estética bucal. De hecho, en nuestra clínica dental en Barcelona la mayoría de los pacientes que atendemos son adultos. Suelen ser pacientes que requieren tratamiento de varias especialidades; periodoncia, ortodoncia, implantología prótesis, estética etc. Estos pacientes, desde su primera visita y el momento que empiezan su tratamiento con nosotros son valorados, estudiados y tratados de manera global, teniendo en cuenta todas la disciplinas involucradas en su tratamiento, ya que es imposible solucionar su problema dental de manera correcta solamente con ortodoncia o solo con implantes.

Este tipo de tratamiento se llama tratamiento multidisciplinar o interdisciplinar ya que implica a varias disciplinas de la odontología en el mismo tratamiento, que tienen que ir coordinadas y secuenciadas correctamente. Hoy en día no se puede tratar pacientes adultos sin tener un criterio multidisciplinar. Lo normal y habitual es que el tratamiento de ortodoncia tenga que ser complementado con tratamientos de otras disciplinas.

Tratamientos multidisciplinares paso a paso

Los pasos que solemos seguir en los tratamientos dentales multidisciplinares son:

  1. Estudio y planificación –  en los tratamiento de ortodoncia siempre hacemos un estudio previo y en estos casos, sin excepción, hay que estudiar todos los aspectos del tratamiento, planificar los pasos a seguir y crear un plan común (en inglés syllabus) entre todos los profesionales implicados en el tratamiento.
  2. Fase higiénica – Los pacientes adultos suelen presentar problemas periodontales (problemas de encías) y caries, antes de un tratamiento de ortodoncia hay que “sanear” la boca para que luego podamos colocar los dientes en su sitio sin perder soporte óseo. En esta fase se suele realizar un buen tratamiento periodontal, arreglar las caries y extraer los dientes que no se puedan salvar o que se tengan que extraer por motivos ortodóncicos.
  3. Fase rehabilitadora – Después de la ortodoncia interviene el odontólogo rehabilitador que preparará las prótesis necesarias para sustituir los dientes que faltan. Sin un correcto trabajo por parte del ortodoncista el rehabilitador no podrá hacer su trabajo correctamente.
  4. Fase “correctora” –  es el tratamiento de ortodoncia que corrige la malposición dental y prepara la boca para la rehabilitación. En esta fase ya se tienen en cuenta TODOS los aspectos de la rehabilitación; implantes prótesis, estética etc.

Como se puede ver cada profesional depende del otro y cada fase depende de la otra y a veces se solapan entre sí. Si no se trabaja en sintonía no se obtendrán unos buenos resultados en el tratamiento.

¿Cuándo se colocan los implantes dentales, antes o después de la ortodoncia?

Viendo estas fases del tratamiento multidisciplinar el paciente pensará; pues ya me queda todo claro, que el ortodoncista me coloque los dientes en su sitio y luego que me pongan los implantes donde haga falta. Esto es correcto para casos que requiere un implante en un lugar concreto, sin embargo no es correcto cuando hablamos de rehabilitaciones complejas y explico porqué:

La mayoría de los dentistas generales o rehabilitadores dirán: que se haga la ortodoncia y después ya le pondremos los implantes y las prótesis. De esta manera se quitan de encima la tarea y la necesidad (y tal vez la responsabilidad) de sentarse a planificar el tratamiento con todo el equipo (planificación por la que se obtienen mejores resultados). Para poder sentarse a planificar con el equipo, cada uno de los profesionales tiene que tener conocimientos del campo de los demás, es decir; estar muy, pero muy formado; el implantólogo tiene que saber algo de ortodoncia, el ortodoncista tiene que saber algo de periodoncia etc, además requiere tiempo (un bien que se escasea hoy en día). Hace falta dedicarle pensamiento y ganas de hacer lo mejor posible. Finalmente todas estas ideas y conceptos tienen que ser transmitidos al paciente y que lo entienda, todo este proceso no es fácil.

Mucho odontólogos ignoran el hecho de que cuando faltan muchos dientes en la boca el ortodoncista se puede volver loco para manejar el caso correctamente. Se dificulta o se hace imposible el manejo de todos los espacios de manera correcta (manejo que tiene que ser de décimas de milímetro), dar una correcta forma de arcada se dificulta, el uso de elásticos intermaxilares se dificulta, coordinar la anchura de las arcadas se dificulta, esto significa mucho tiempo perdido en el tratamiento y a veces la imposibilidad por parte del ortodoncista de conseguir un resultado preciso.

Entonces ¿cuál es la solución?

La solución es “sencillamente” colocar los implantes ANTES de la ortodoncia en aquellos casos donde faltan muchos dientes y el ortodoncista no tiene dientes de anclaje como apoyo para mover los demás dientes, es decir, cuando faltan varios molares y solo quedan dientes anteriores el ortodoncista necesitará unos implantes con coronas provisionales para poder hacer los movimientos de ortodoncia necesarios.

Veamos un ejemplo; el siguiente paciente presenta ausencia de varios dientes, otro con caries , una clase II con sobremordida aumentada. Este caso se tendrá que planificar muy bien ya que hay que extraer varios dientes, arreglar otros, colocar implantes y tratar con ortodoncia.

Por qué colocar los implantes dentales ANTES de la ortodoncia 1

Imagen de un caso complejo que requiere intervención por parte de varios profesionales

En este caso, sin el apoyo de los implantes, el ortodoncista tendrá mucha dificultad en el manejo de los espacios, realizar ciertos movimientos (como el de intrusión molar), modificar la altura de la mordida del paciente etc.

Llevémoslo al extremo; en el siguiente caso el ortodoncista lo pasará realmente mal sin poder apoyarse en los implantes, como mínimo un implante por lado es necesario; no podrá centrar las líneas medias, no podrá coordinar la forma de las arcadas, no podrá conseguir los objetivos con el tratamiento de ortodoncia para este caso. En las imágenes de la derecha se puede ver que los implantes se colocaron (según un setup que se realizó antes), ahora el ortodoncista podrá trabajar de manera eficiente y podrá conseguir los objetivos planteados.

Por qué colocar los implantes dentales ANTES de la ortodoncia 2

Imágenes al inicio del tratamiento a la izquierda e imágenes con los implantes colocados antes del tratamiento de ortodoncia a la derecha.

El set-up o remontaje de dientes

Ahora el dentista rehabilitador se pone las manos a la cabeza nervioso pensando; pero si el implante es fijo… ¿y si hay que mover los dientes hacia donde está el implante? (me ha pasado varias veces trabajando con otros profesionales)

La respuesta es muy sencilla; hay que hacer un “set-up” o un remontaje de dientes previo al tratamiento multidisciplinar. El “set-up” consiste en la realización de los movimientos de ortodoncia, en un modelo de la boca del paciente, para planificar dónde van a ir los dientes del paciente y dónde van a ir colocados los implantes. Esto se puede hacer en modelos de yeso o en modelos digitales.

Por qué colocar los implantes dentales ANTES de la ortodoncia 3

Imagen de antes y después de los movimientos de ortodoncia en un setup digital y la posición de los implantes

Conclusiones

  1. Los tratamientos dentales multidisciplinares, más que cualquier otro tipo de tratamiento, requieren una buena planificación y comunicación entre el equipo de profesionales implicados.
  2. Para el ortodoncista (y para todos) es mejor colocar TODOS los implantes, que se puedan colocar, ANTES de iniciar el tratamiento de ortodoncia y colocar coronas provisionales.
  3. Los implantes que no se pueden colocar antes de la ortodoncia, se colocarán lo antes posible cuando el caso lo permita (apertura de algún espacio y enderezar alguna raíz antes del implante).

Espero que con esta información la secuencia de los casos complejos multidisciplinares haya quedado más clara.