Encías retraídas: causas, factores de riesgo y solución.

Una encía retraída o la pérdida de encía va más allá de un simple problema estético. La retracción de encías puede afectar a la salud de tus dientes e incluso puede promover la pérdida de una pieza dental. Las encías cumplen varias funciones entre ellas de protección y junto al ligamento periodontal, el hueso alveolar y el cemento radicular forman el periodonto (peri = alrededor del latin y odonto = diente proveniente del griego, alrededor del diente) cuya función es sostener y mantener el diente unido al hueso. Por lo cual si una de estas partes falla, pone en riesgo a todo el sistema que mantiene tus dientes firmes en su sitio.

¿Qué son las encías retraídas?

Una encía retraída es cuando por diferentes causas se pierde encía y el margen se desplaza dejando expuesta parte de la raíz del diente. Estas recesiones pueden aparecer en uno o varios dientes y generalmente causan problemas estéticos o problemas de sensibilidad, además de una mayor predisposición a la abrasión y a la caries radicular (caries en la raíz del diente), una vez la encía se ha retraído no vuelve a crecer. Es un problema oral muy frecuente ya que afecta al 50% de la población entre 18 y 65 años.

Principales causas de la retracción de las encías:

Existen muchos factores que pueden estar causando que tus encías se retraigan, puede ser solo uno o una combinación de varios, una visita al dentista es la mejor forma de obtener un buen diagnóstico y una solución. Entre las principales causas de la retracción de encías encontramos:

  • Mala salud buco dental, cuando no mantienes tus dientes limpios y eliminas efectivamente la placa bacteriana esta se acumula, se endurece y se convierte en sarro, lo que puede provocar más enfermedades.
  • Cepillado traumático, es decir, un cepillado demasiado enérgico o con un cepillo duro.
  • Piercings que dañan la encía.
  • Malposición del diente que el diente esté fuera del hueso o en una mala posición que lo someta a presiones excesivas. 
  • Biotipo gingival, también existe la posibilidad de que la causa sea de origen genético.
  • Edad, la presencia y extensión de las recesiones aumenta con la edad
  • Inflamación crónica de la encía lo que puede causar pérdida de hueso 
  • Inserción del frenillo del labio inferior o superior, algunas veces el tamaño y posición del frenillo puede estar provocando la retracción gingival
  • Enfermedad periodontal,llamada periodontitis o piorrea dental, es la causa más común de las encías retraídas, que, debido a la acumulacion de bacterias ocasiona que las encías se hagan más pequeñas formando bolsas que pueden infectarse. Esta enfermedad puede dañar no solo las encías, también el hueso que sostiene el diente y hacer que se suelten y aflojen. Incluso puede provocar la pérdida de piezas dentales.
  • Bruxismo, es decir rechinar o apretar los dientes constantemente, que puede someter a presión a las encías y causar que se retraigan.
Encías retraídas: causas, factores de riesgo y solución. 2

Recesión de encía antes y después de realizar un injerto de encía.

Otros factores de riesgo de la retracción gingival.

Los implantes también pueden tener recesiones gingivales y en este caso son más difíciles de tratar porque los injertos de tejido conectivo no funcionan sobre la superficie de un implante y la recesión es muy antiestética, esto ocurre porque se ha colocado el implante en un hueso insuficiente, por ello en muchos casos cuando ocurre en la zona estética tenemos que retirar el implante y volver a colocarlo realizando una regeneración ósea y de tejido blando. Por eso es muy importante la planificación y estudio del caso antes de colocar el implante y en la mayoría de casos antes o durante la colocación del implante es necesario realizar un injerto de hueso y encía.

Soluciones contra la “retracción de encías”

En el caso que causen un problema estético o de sensibilidad o cuando exista una recesión progresiva se deberá realizar una cirugía plástica periodontal o injerto de encía. El injerto de tejido se puede realizar de diferentes formas (diferentes técnicas), depende de la técnica la encía puede quedar con un tono de color ligeramente distinto. Este tipo de tratamiento quirúrgico solo se realiza en los casos en que el paciente realmente lo necesita ya que es larga, delicada, costosa y el postoperatorio es molesto.

El factor más importante para valorar la probabilidad de éxito de una técnica de cobertura de la raíz del diente, es la posición del tejido interproximal (la encia que esta entre los dientes), de forma que, si se observa pérdida de altura en ésta encía interdental en el diente a tratar, nunca se podrá conseguir una cobertura completa de la raíz.

Encías retraídas: causas, factores de riesgo y solución. 3

Imagen de una cirugía plástica periodontal para cubrir una recesión de encía.

Conclusión

Como te hemos mencionado antes las encías no vuelven a crecer por sí solas, por lo cual, si observamos ligeras recesiones estas a tiempo de ponerles freno eliminando alguno de los factores que pueden estar ocasionando la recesión, como pueden ser:

    • Eliminar el cepillado traumático: revisar y cambiar tu técnica de cepillado y tipo de cepillo puede ayudar a evitar que tus encías sigan retrayendo. Recuerda, cepillarse los dientes más fuerte no significa cepillarse mejor, cuida de tus encías.
    • Eliminar la presencia de placa con una higiene dental profesional, recuerda que la placa dental es la principal causa de la inflamación de encías, periodontitis y pérdida del hueso que sostiene tus dientes.  
    • Retirar piercings, si tuvieras que elegir entre un piercing y sonreír con todos tus dientes, ¿que elegirias? 
    • Corregir la malposición del diente con un tratamiento de ortodoncia si es el caso.
    • Realizar una frenectomía en caso de que el frenillo sea la causa para evitar que avance la recesión.
    • Mantener una buena salud dental en general, recuerda el número 2. DOS veces al día, DOS minutos, con DOS herramientas, el hilo dental y el cepillo de dientes de cerdas suaves.
    • Y por último pero no menos importante, acude a tu clínica dental una vez al año para una higiene dental profesional.