¿Te duele una muela? dolor insoportable, agudo, pulsátil …Lo sabemos, estás buscando el remedio, el truco o el mejor consejo para quitar el dolor de tu cuerpo. La buena noticia es que en este post encontraras remedios que te pueden ayudar momentáneamente a disminuir el dolor, la mala es que existen muchos mitos sobre lo que funciona y lo que no, e incluso pueden hacerte más daño que bien.

La solución al dolor de muelas es ir al dentista, pero muchas veces es necesario esperar a que llegue el dia o la hora de la cita, o el dolor llega a una hora inadecuada para llamar acudir al dentista. 

Disminuir el dolor es posible, pero ninguno de estos remedios es la cura para el dolor de muelas. Sigue leyendo que en este post te daremos consejos para minimizar o quitar el dolor de muelas mientras esperas tu cita con el dentista.

Lista de remedios para disminuir el dolor de muelas.

Existen mitos y verdades alrededor de los remedios para eliminar el dolor de muelas, remedios de la abuela, remedios caseros de los de toda la vida, remedios que puedes comprar en la farmacia o remedios insólitos que te encuentras en internet. En esta lista te mostramos los más populares y te explicaremos porque funcionan o no funcionan, e incluso si no es recomendable para mitigar el dolor en las muelas. 

La gran mayoría de estos remedios te ayudarán a aliviar un poco el dolor, hinchazón u otros síntomas, pero es muy importante averiguar cuál es la raíz de el dolor, no sólo enmascararlo y recordar siempre que el tratamiento real es acudir al dentista.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 2

Automedicarse con antibióticos 

Automedicarse con antibióticos es una de las peores decisiones que puedes tomar por tu salud. Si por ejemplo, tienes un flemón y te tomas antibioticos lo más probable es que el flemón desaparezca, pero si no tratas la causa real del dolor lo único que estás haciendo es enmascarar el problema y probablemente hacerlo aún más grande, además de crear resistencias a los antibióticos.  

¿Es recomendable?

NO es recomendable, si es necesario, el antibiótico te lo debe pautar tu dentista previo a tratar la enfermedad que está causando el dolor.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 3

Analgésicos y antiinflamatorios

Medicamentos, como el paracetamol y el ibuprofeno te pueden ayudar a mitigar el dolor y reducir la inflamación de forma segura. 

¿Es recomendable?

SI es recomendable, el paracetamol y el ibuprofeno te ayudarán a mitigar el dolor pero no debes abusar de ellos, te aconsejamos que solo lo tomes mientras llega tu cita con el dentista.

¿Cómo usarlo?

Sigue las instrucciones del prospecto o pregunta a tu farmacéutico.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 4

Enjuagues con agua salada

El agua salada es un remedio natural que puede ayudar a reducir un poco la inflamación y a mitigar levemente el dolor.

¿Es recomendable?

SI es recomendable, no es dañino para tus dientes y puede aliviar temporalmente el dolor.

¿Cómo usarlo?

Prepara una mezcla de 1/2 vaso de agua tibia con una cucharada de sal, haz enjuagues con ella y escupe. Repite cuantas veces lo necesites.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 5

Enjuagues con agua oxigenada 

Al igual que el agua salada, los enjuagues con agua oxigenada son bastante populares para aliviar el dolor de muelas y la hinchazón en la boca.

¿Es recomendable?

NO es recomendable, el agua oxigenada puede dañar tus encías o tu esmalte más que ayudarte a mitigar el dolor de dientes.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 6

Aceite de clavo

El aceite de clavo se ha utilizado a lo largo de la historia para tratar los dolores de muelas, puede adormecer eficazmente el dolor y reducir la inflamación. Contiene eugenol, que es un antiséptico natural.

¿Es recomendable?

SI es recomendable, el aceite de clavo es seguro siempre que se use en pequeñas cantidades y puede ayudarte a adormecer temporalmente la zona afectada. 

¿Cómo usarlo?

Aplica un poco de aceite de clavo en una bola de algodón y aplícalo sobre la zona afectada. También es posible hacer enjuagues con una solución de agua y unas gotas de aceite esencial de clavo.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 7

Menta

El aceite de menta, al igual que el de clavo, es uno de los remedios que se han utilizado durante años para aliviar los dolores de muelas, se dice que tiene propiedades antibacterianas y por su “efecto frío” puede ayudar a disminuir el dolor un poco.

¿Es recomendable?

SI, puede mitigar levemente el dolor y adormecer la zona durante un breve periodo de tiempo y no es dañino para tus dientes o encías.

¿Cómo usarlo?

Si tienes aceite de menta, empapa una bola de algodón con unas gotas de aceite y aplicala en el área afectada. Otra opción es usar bolsitas de té de menta, para esto prepara una infusión y retira la bolsita, espera a que esté tibia y colócala sobre la muela o diente que te duele. También puedes usar este mismo método para enfriar, en lugar de calentar simplemente metiendo la bolsita en el congelador durante un par de minutos.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 8

Aspirina molida sobre la muela afectada 

La aspirina no es un medicamento que haga efecto poniéndolo sobre la piel, diente o encías, por lo cual solo podrá calmar el dolor si te la tomas. Además el ácido acetil salicílico (su principal componente) aplicado sobre un diente puede llegar a causar lesiones en tus encías o dañar el esmalte de tus piezas dentales.

¿Es recomendable?

NO es recomendable, la aspirina puede afectar a la estructura de la superficie del diente y causar irritación en los tejidos blando de la boca, no te aconsejamos que sigas este consejo.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 9

Compresa fría

Las compresas frías pueden ayudar a disminuir el dolor, especialmente si el dolor es producido por algún traumatismo o si tienes la cara hinchada. El frío es efectivo porque hace que los vasos sanguíneos se contraigan, disminuye la inflamación y hace que el dolor sea menos severo. 

¿Es recomendable?

SI, una compresa fría puede ayudarte a disminuir tus síntomas mientras esperas a ser atendido por un especialista.

¿Cómo usarlo?

Puedes utilizar una bolsa de hielo envuelta en una toalla para no dañar tu piel y colocarla sobre el área afectada durante 20 minutos a la vez para paliar el dolor.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 10

Anestésicos locales

Los geles y líquidos en spray para aliviar el dolor que se aplican directamente sobre el diente adolorido y las encías cercanas, la mayoría de ellos contienen lidocaína o benzocaína, que pueden ayudarte a adormecer la boca por un rato. 

¿Es recomendable?

SI, pueden ayudarte a pasar la noche, pero hay que tener claro que como todos los remedios que te estamos mencionando solo sirven a corto plazo antes de acudir al dentista, no abuses de ellos.

¿Cómo usarlo?

Sigue las instrucciones del prospecto y consulta a tu farmacéutico.

Dolor de muelas: Remedios que sí funcionan y los que no. 11

Un diente de ajo sobre la muela afectada 

El ajo tiene una larga lista de propiedades antiinflamatorias y bactericidas, pero de ahi a que pueda mitigar el dolor de muelas, es otra historia. La lista de ingredientes alimenticios que prometen ayudar a paliar el dolor de muelas es larga, algunos de ellos son raíz de jengibre, cebolla, vinagre o incluso pepino, recuerda que nada de esto hará desaparecer tu dolor es incluso puede empeorar la situación.

¿Es recomendable?

NO es recomendable, su potencial poder bactericida o antiinflamatorio no puede ayudarte contra el dolor de muelas, además un trozo de ajo o de cual puede quedarse atrapado entre tus dientes y hacer mucho más daño aún.

Conclusión:

La mejor manera de lidiar con un dolor de muelas es evitarlo en primer lugar, es decir, PREVENIR y esto se logra principalmente con una buena higiene dental diaria usando cepillo, pasta fluorada e hilo dental 2 veces al día y una higiene profesional anual para. En nuestro post 7 consejos para mantener una boca saludable, puedes encontrar con detalle los sencillos pasos explicados al detalle para cuidar de tus dientes y no tener que acudir más de lo necesario al dentista.
Y sobre todo, si aparece dolor en un diente o en la boca debes acudir inmediatamente a tu dentista y encontrar la solución de base al problema.