/, Cirugía oral/Muelas del Juicio: Qué son, síntomas, extracción y operatorio.

Muelas del Juicio: Qué son, síntomas, extracción y operatorio.

Las muelas del juicio (también llamadas terceros molares o cordales) son las últimas en aparecer, aunque hay personas a las que nunca les crecen o que no les crecen las cuatro. Suelen erupcionar entre los 17 y los 25 años, y de ahí que su nombre haga referencia a la entrada en la edad adulta o la de mayor juicio.

Hay personas que tienen suficiente espacio y la erupción de las muelas del juicio es correcta en su posición por lo cual no suponen ningún problema y no es necesario extraerlas. Hay que tener especial cuidado en su higiene, ya que, por estar en la última posición, suele haber problemas para limpiarlas correctamente.

En los casos en los que el nacimiento de las muelas del juicio provoque dolor y/o complicaciones en la boca, tu dentista te aconsejara lo mejor en tu caso.

¿Por qué extraer las muelas del juicio?

Aunque el dolor es lo primero que se asocia con este tipo de tratamientos, no siempre es el motivo principal para quitar las muelas del juicio. Existen varios motivos por los que tu dentista te recomendará realizar un extracción:

  • Mala posición: su posición inclinada o torcida en la boca puede provocar que queden atrapadas y no puedan salir del todo, lo que puede provocar inflamación, malestar al comer y dolor al hacer presión sobre los otros dientes.
  • Apiñamiento: si las muelas del juicio no tienen suficiente espacio para erupcionar, empujaran al resto de los dientes causando apiñamiento. (Resuelve los problemas de apiñamiento)
  • Caries: si una muela del juicio no ha erupcionado del todo es muy probable que restos de comida queden atrapados entre la encía y el diente, lo que facilita el riesgo de padecer caries. En general las muelas del juicio, al ser más inaccesibles a la hora de cepillarlas, son más susceptibles de padecer caries o crearlas en la muela adyacente.
  • Quistes: cuando una muela del juicio no logra erupcionar (cordales incluidos) y están totalmente cubiertas por la encía, se asocia a la formación de quistes.

Antes de la extracción de las muelas del juicio

Si ya te han hecho un diagnóstico en el que te recomiendan quitar las muelas del juicio, el dentista especialista en cirugía te explicará el proceso. Te preguntarán sobre intervenciones anteriores, estado de salud general, alergias conocidas y si eres fumador, esto es importante saberlo porque el tabaco afecta directamente en la cicatrización de cualquier operación y más si es en tu boca.

La operación dura unos 45 minutos, aunque depende de la complejidad de cada caso y generalmente se realiza con anestesia local, que duerme solo la parte donde se va a realizar la operación, si te sientes un poco nervioso es posible que te ofrezcan un sedante para que estés más relajado durante la operación si así lo deseas. Si hay que quitar las cuatro muelas del juicio es probable que lo hagan de dos en dos, para pasar solamente dos veces por la recuperación, aunque eso dependerá de ti.

Si la extracción de las muelas del juicio es compleja, tienes miedo al dentista, o deseas que en una sola intervención se realice todo lo que necesitas, puedes optar por la sedación consciente, para que puedas estar adormecido y tranquilo durante la cirugía y al despertar no recuerdes nada de lo sucedido. En caso de hacerla con sedación será necesario que algún familiar o amigo te acompañe al salir.

Conviene que planees la cirugía por adelantado ya que, si bien el dolor postoperatorio no es lo más destacable (dependiendo de la complejidad puedes llegar a sentir un dolor tolerable tomando la medicación pertinente), sí que puedes tener la cara hinchada durante un par de días.

Operación para las muelas del juicio

A grandes rasgos existen 3 diferentes tipos de operaciones para extraer una muela del juicio, la dificultad y procedimiento dependerá de cómo esté posicionada.

  • Si la muela ha salido del todo, se hace una extracción simple en la que es probable que ni siquiera sean necesario puntos.
  • Si la muela está parcialmente cubierta por encía, se hace una microcirugía para poder sacarla y puede que requiera algún punto para cerrar la encía.
  • Si la muela está totalmente cubierta por encía e incluso hueso (cordales incluidos) se necesita hacer un incisión un poco más grande a fin de poder extraerla y posteriormente suturar la encía.

La operación en si no es dolorosa gracias a que el área a tratar está anestesiada, pero puede que sea un poco molesta. En pacientes jóvenes la extracción suele ser más sencilla gracias a que no están completamente formadas.

Postoperatorio de las muelas del juicio

Aunque el tiempo de recuperación y la reacción varían de persona a persona, lo más común es que en las primeras horas haya un poco de sangrado y en los siguientes dos días percibas inflamada el área de donde sacaron las muelas. Estas son algunas de las recomendaciones que se suelen dar después de sacar una muela del juicio:

  • Usar una compresa de hielo, te puede ayudar a bajar la hinchazón de la zona donde se han extraído las muelas del juicio.
  • Toma la medicación que el dentista te prescriba, respeta la dosis y el tiempo del tratamiento.
  • Come alimentos blandos que no tengan la posibilidad de lastimar la zona recién operada y en general durante las primeras horas se recomienda evitar bebidas calientes.
  • Utiliza un cepillo de dientes quirúrgico blando para los días después de la cirugía, ya que es importante que mantengas la boca limpia para que la herida no se infecte.
  • Contacta con tu dentista en caso de tener fiebre.
Por |2019-04-16T17:26:21+01:00enero 10th, 2019|Sin comentarios

Sobre el Autor:

Clínica Friedländer
Clínica Friedländer, es una clínica dental en Barcelona que reúne en su amplio y moderno espacio, la tecnología de vanguardia y un equipo humano formado por el equipo auxiliar y ocho especialistas que abarcan todas las especialidades de la odontología.

Escribe un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme cuando: