El negocio de los alineadores transparentes en la ortodoncia (Invisalign)

La opinión de Itamar Friedländer, ortodoncista en Clínica Friedländer Barcelona

En los últimos 10 años han entrado con fuerza los alineadores transparentes como una alternativa más en el tratamiento de ortodoncia. Es cierto que existe una empresa líder en cuanto a tecnología 3D y materiales que se llama Align technology. Align technology es la que comercializa el sistema de alineadores Invisalign. Sin embargo, hay más casas importantes que han sacado sistemas de alineadores como SureSmile, que también funcionan muy bien con ciertas limitaciones.

Hasta el 2017 ya existían más de 27 marcas a nivel mundial que ofrecían esta solución al ortodoncista. Con el aumento en el desarrollo e innovación en la tecnología 3D han ido surgiendo muchas empresas pequeñas que producen alineadores. Probablemente no con la misma calidad que las empresas grandes que invierten millones en investigación y desarrollo. 

Hay que entender que hay dos factores importantes para que un sistema de alineadores funcione bien o no:

  • El tipo de material que se usa para fabricar el alineador
  • El algoritmo que mueve los dientes. 

En la ortodoncia es importante el “cómo” no solo el resultado final. Es importante cómo se mueven los dientes a su posición final. En general los movimientos con los alineadores se tienen que secuenciar más, es decir muchos movimientos que se tienen que hacer por pasos y no como con los Brackets que se puede hacer de todo en un paso. (por ejemplo, derrotar un diente y enderezar su raíz)

Ortodoncia con alineadores “do it yourself”

No se si habéis oido hablar de Amos Dudley, un estudiante de diseño en el New Jersey Institute of Technology que ha creado, usando tecnología 3-D, un corrector para arreglarse los dientes por 60 dólares, Amos es el claro ejemplo de el DIY, el Hazlo Tú Mismo llevado al extremo. 

En EE. UU. Hay más de una empresa que ofrece su servicio en centros comerciales como venta directa al usuario (que ya no es un paciente) obviando la necesidad del control clínico correcto por parte del ortodoncista. Existen máquinas dispensadoras de kits para poder tomar impresiones en casa y mandárselo a estas empresas que, sin control médico, revisión de la salud de las encías, caries, patologías de la articulación temporomandibular… mandan todos los juegos de alineadores para que el paciente se vaya tratando el mismo en su casa.

Estas empresas usan presupuestos gigantescos para marketing agresivo, bajan los costes para el paciente, y le inducen a pensar que recibe el mismo tratamiento como si fuera a un ortodoncista. Pues bien, ahora, en EE. UU., ya se empiezan a ver los destrozos y los problemas legales que tienen estas empresas. Muchos pacientes han desarrollado problemas gingivales por culpa de estos tratamientos, muchos han perdido dientes y otros no pueden morder correctamente, y todo por culpa de un tratamiento hecho en casa y no controlado por un profesional.

El negocio de los alineadores transparentes en la ortodoncia 2

¿Ortodoncia sin ortodoncista?

Otra vertiente del negocio de los alineadores son las empresas y laboratorios que ofrecen esta solución directamente al paciente, pero tienen un ortodoncista que realiza un diagnóstico superficial inicial y después el resto del tratamiento se realiza prácticamente entero en casa por el paciente.

Es cierto que con el tratamiento de alineadores se puede espaciar las visitas al ortodoncista, pero no prescindir de ellas. Otra vez, el paciente piensa que recibe exactamente el mismo tratamiento como si estuviera controlado en visitas periódicas, y no hay nada más lejos de la realidad. El control en los tratamientos con alineadores se tiene que realizar para poder ver el seguimiento y poder tomar decisiones y corregir problemas durante el tratamiento. Si no se corrigen los problemas durante el tratamiento solo queda lamentarnos después.

Podemos ver muchas empresas que se publicitan en redes sociales con diferentes discursos;  los mejores alineadores, los tratamientos más sencillos, 39€ al mes para tener la boca perfecta etc…

…y parece que solo tienes que ponerte el alineador y sonreír para que todo vaya perfecto.

Hay que tener en cuenta que el sistema masticatorio no solo son dientes y hay que mirar la salud de todas las estructuras del sistema masticatorio, articulación, encías, raíces de los dientes, calidad y cantidad de hueso que los soporta, condiciones o padecimientos previos, etc.

Conclusiones

  • Los alineadores transparentes son una herramienta más (y muy buena) para mover dientes. 
  • El diagnóstico y las visitas con el/la ortodoncista son imprescindibles.
  • Los alineadores no son para todos, tienen sus limitaciones y solo después de hacer un buen diagnóstico escogemos el aparato más adecuado para cada caso, hay otras soluciones estéticas como la ortodoncia lingual si lo que te preocupa es que no se vean. 
  • El resultado final del tratamiento no depende del aparato, o del alineador, sino del profesional que diagnostica, planifica y lleva a cabo el tratamiento.
  • Recuerda que cuando hay una oferta, algo se tiene que sacrificar, y en este caso pueden ser la calidad o tu salud, no te dejes engañar.