Encías inflamadas: Síntomas, causas y tratamientos.

¿Sabías que el tener las encías inflamadas una de las enfermedades dentales más normalizadas en la población? Si preguntas a tus familiares y conocidos casi todos la han tenido alguna vez, uno de sus síntomas además de la inflamación, es ver sangre en las encías o al cepillar los dientes.

  • No es normal que tus encías sangren 
  • No es normal tener las encías rojas y que duelan

Estas poniendo en riesgo tu salud, y ya no solo la de tus dientes. Las enfermedades relacionadas con las encías están estrechamente ligadas a enfermedades cardiovasculares, así que pon atención a este post, que te explicaremos todo lo necesario para actuar y dejar de sufrir por las encías inflamadas.

¿Por qué se inflaman las encías? 

La causa principal de las encías inflamadas es la acumulación de placa bacteriana, es decir, que no se ha realizado una correcta higiene oral diaria y las bacterias nocivas que viven naturalmente en nuestra boca se han multiplicado y han infectado a las encías causando inflamación. 

El espacio entre la encía y el diente tiene la forma ideal para retener placa bacteriana, pues se forma un escalón donde es fácil que se acumulen restos de comida y placa bacteriana.

La inflamación de las encías puede ser un síntoma de la enfermedad llamada gingivitis  y también de la enfermedad periodontal, y que si no es tratada a tiempo puede provocar la pérdida de dientes. 

Otras de las causas de la inflamación de encías (aunque en menor grado) son los cambios hormonales como el embarazo y adolescencia o por ciertos medicamentos.

¿Cómo sé si mis encías están inflamadas?

Tienes las encías rojas. Uno de los síntomas más notorios cuando tus encías están inflamadas es su color rojo brillante o morado, cuando lo saludable es que sea de un tono rosa pálido, es de un tono rojizo parecido a un frambuesa madura. 

Sangrado de las encías al cepillarse o usar hilo dental. El síntoma más notorio es el sangrado, ya sea al morder alimentos duros que pasen rozando las encías, como puede ser darle un mordisco a una manzana o el más común al usar el hilo dental o cepillar los dientes.

Lo más usual es pensar: me sangran las encias al cepillarme los dientes, puede que lo haya hecho muy fuerte, por cepillarme sangran y me duelen, tal vez es mejor que me deje de cepillar para que no me sangren más… Pero esta acción solo empeora la situación, te lleva a entrar en un ciclo vicioso porque al dejar de cepillar tus dientes, más bacterias se acumulan y la enfermedad empeora.

Tienes las encías sensibles e incluso dolorosas al tacto. Las encías deben de ser firmes, 

Mal aliento o halitosis. Este es otro de los síntomas más habituales que van de la mano con las encías inflamadas.

Recesión de las encías. Cuando las encías han estado inflamadas durante mucho tiempo sin ser tratadas es probable que poco a poco vayan retrocediendo dejando ver la raíz del diente, esto entre otras molestias, puede provocar sensibilidad dental.¿Eres fumador/a? Es posible que tus encías están enfermas pero la acción vasoconstrictora del tabaco no deje que se expresen los síntomas, es decir no notas la inflamación, ni el cambio de color, ni el sangrado… o si lo notas es tan poco molesto que lo dejas pasar, pero eso no significa que tus encías no estén infectadas.

Encías inflamadas: Síntomas, causas y tratamientos. 2

¿Qué hacer con las encías inflamadas?

El tratamiento principal de las encías inflamadas es la higiene dental profesional para eliminar las bacterias acumuladas dentro entre el diente y la encía. Después de la limpieza profesional las encías sanarán en un periodo de 10 a 14 días, aunque si es un caso más grave tomarán varias sesiones para eliminar la enfermedad que afecta a tus encías. 

Como complemento es posible que te receten durante algunos días enjuagues con un colutorio para apoyar el tratamiento en casa.

Prevención

La buena noticia es que la enfermedad de las encías es 100% prevenible y solo implica que cuides de tus dientes 5 min al dia y que te realices una limpieza profesional una vez al año o dependiendo de tu propensión a acumular sarro cada seis meses.

En la limpieza profesional se usa un aparato que mediante ultrasonidos elimina el sarro y bacterias acumuladas en tu boca. Con este aparato es posible eliminar incluso la suciedad que se esconde debajo de tus encías, es indoloro y altamente efectivo. 

Al tener las encías sensibles, puede que sientas un poco de dolor en la higiene (aunque es un proceso totalmente indoloro en una boca sana) si la molestia es mucha, tu dentista puede anestesiar localmente la zona para que no lo notes.

Para mantener lo resultados obtenidos después de la higiene profesional, es necesario que cuides tus dientes cada dia en tu casa. Estas son nuestras recomendaciones para tu higiene oral diaria:

1- Elige las herramientas adecuadas:

  • Cepillo de cerdas suaves y cabezal pequeño o cepillo electrico 
  • Pasta dental fluorada
  • Hilo dental, flossers o irrigador dental
  • Limpiador de lengua

2- Cepilla con movimientos circulares diente por diente en todas sus caras, haciendo especial énfasis en el espacio entre la encía y el diente. Lo que cuenta son la repeticiones no la fuerza con la que lo hagas, así que cepilla por lo menos 20 veces cada diente.

3- Utiliza el hilo dental por lo menos una vez al día para arrastrar hacia afuera las bacterias que se depositan entre tus dientes.

4- No te olvides de eliminar las bacterias de tu lengua antes de ir a dormir. 

5- Repite tu higiene bucal 2 veces al día (mañana y noche) durante 2-3 minutos cada vez.