Halitosis o mal aliento: Las dudas que siempre has querido resolver

El mal aliento o halitosis suele ser un olor desagradable procedente de la boca y puede ser originado por diferentes factores. Este olor se mantiene durante un tiempo extendido, y es casi en su mayoría provocado por una higiene oral deficiente, aunque también pueden ser causantes una patología oral, sequedad de la boca o a veces también puede ser originado por alguna otra enfermedad respiratoria o digestiva. Te invitamos a leer este artículo para aprender más sobre esta condición y a entender cómo puedes prevenir y tratarla.

¿Qué es la halitosis o el mal aliento?

La halitosis o comúnmente dicho el mal aliento, es un conjunto de olores desagradables mayormente provocado por bacterias, más del 50% de la población la padecen o la han padecido y aunque casi siempre relacionada con mala higiene oral, hay que tener en cuenta que puede ser la manifestación de una enfermedad que está más allá de la boca.

¿La halitosis es una enfermedad crónica?

La halitosis no es una enfermedad en sí, sino una condición. Puede ser tanto transitoria como crónica.

En su gran mayoría el mal aliento suele ser transitorio, debido a una higiene bucal deficiente o porque no podemos acceder correctamente a limpiar algunas zonas y se quedan bacterias dando lugar al mal olor. Otra causa transitoria es el llamado “aliento mañanero’’ provocado por los ácidos y restos de comida que se descomponen en la boca sumado a que por las noches la producción de saliva disminuye considerablemente y no “limpia” la boca. Este tipo de halitosis también puede aparecer al consumir determinados alimentos como el ajo o cebolla. En la halitosis transitoria el mal olor suele desaparecer después de realizar un buena técnica de higiene oral que incluye cepillado de dientes, hilo dental y limpieza de lengua.

Por otra parte, tenemos la halitosis crónica, que es cuando persiste durante un periodo de tiempo prolongado y no desaparece aplicando las técnicas de higiene bucal caseras correctamente. El o la especialista puede descartar mediante un buen examen los causantes de el mal aliento.

Halitosis: Qué es y remedios para minimizar su impacto. 2

¿Por qué tengo mal aliento?

Como te hemos comentado, para poder decir con exactitud la razón del mal aliento es importante hacer un buen estudio y diagnóstico tomando en cuenta todos los posibles causantes de este problema y descartar todas las posibles razones por las cuales podrías tener mal aliento. 

Y aunque la gran mayoría de los casos el mal aliento se debe a una higiene oral deficiente con la acumulación de placa bacteriana en los dientes y la lengua, la halitosis puede ser el signo de problemas periodontales como es la enfermedad de las encías o piorrea y la caries. Por lo cual, recuerda que acudir a tu dentista para averiguar la causa del mal aliento es siempre la mejor solución.

Las causas de la halitosis pueden ser:

Mala higiene bucal. La finalidad de cepillar los dientes a diario es remover los restos de comida y la placa bacteriana (película incolora y pegajosa formada por bacterias que está pegada a los dientes). Al no cepillar correctamente los dientes y no usar el hilo dental para remover lo que queda entre los dientes, las bacterias crecen sin control provocando mal aliento y otras enfermedades como la gingivitis y la enfermedad periodontal. Es importante destacar que la lengua es también un depósito de bacterias por lo cual hay que limpiarla a diario si quieres evitar la halitosis.

Prótesis removibles o dentaduras postizas. Si las prótesis no se limpian y desinfectan con regularidad o no calzan bien, las bacterias se acumulan causando mal olor en la boca.

Boca seca. La saliva es una de las grandes ayudantes para evitar el mal aliento. Es, por decirlo de alguna forma, la “limpiadora natural de la boca”, mantiene la boca húmeda y al tragar, arrastra partículas que causan el mal olor. De hecho existe una condición llamada xerostomía que afecta a las glándulas salivales contribuyendo al mal aliento. Durante la noche la producción de saliva disminuye considerablemente provocando el característico mal aliento de la mañana.

Alimentos. Es bien sabido que alimentos como las cebollas, ajo, café y ciertas especias, entre muchos otros, pueden causar mal olor en la boca.

El tabaco. Además de ser un factor que predispone a muchas enfermedades en los dientes y las encías,  es responsable del mal olor en la boca.

Infecciones en la boca, nariz y garganta. El mal aliento puede ser causado por la acumulación de bacterias como la enfermedad de las encías (gingivitis), periodontitis o  producida por una afección otorrinolaringológica, como pueden ser heridas después de una cirugía que se ha infectado, amígdalas o afecciones de los senos para nasales.

Medicamentos. Ya sea que el tomar un medicamento provoque sequedad en la boca o que al descomponerse en el organismo desprenda un olor desagradable, ciertos medicamentos pueden ser la causa momentánea de el mal olor en la boca. 

¿Cómo puedo evitar el mal aliento?

Para poder minimizar el mal olor de boca es necesario:

  • Tener una buena técnica de cepillado utilizando un cepillo de cerdas suaves y pasta dental fluorada.
  • Utilizar el hilo dental para remover las bacterias entre los dientes
  • Limpiar la lengua correctamente.
  • Acudir periódicamente a controles con tu dentista.
  • Hacer un higiene profesional en clínica.
  • Evitar el hábito del tabaquismo.
  • Beber mucha agua.
  • Masticar chicle sin azucar. 
  • Evitar comidas con condimentos que sean muy copiosos.
  • Evitar el consumo de café.
  • Evitar el consumo de alcohol. 
  • Si tienes algún aparato removible en boca, mantenerlo limpio.

Mitos y verdades sobre el mal aliento:

Estos son algunos de los mitos que corren en la sociedad y hay que desmentirlos:

  • El mal aliento es hereditario: Falso, el mal aliento no es hereditario, no hay ninguna evidencia que haya un gen que provoque el mal aliento. Las bacterias que lo provocan no se heredan.
  • El mal aliento se puede eliminar con enjuagues bucales o menta: Falso, el mal aliento no se eliminan con enjuagues ni hojas de menta, estos remedios solo lo enmascaran. Además el alcohol es el ingrediente principal en la gran mayoría de los enjuagues bucales, lo que hace que la cavidad oral se reseque empeorando a la larga el problema.
  • Los problemas digestivos causan halitosis: Verdadero, pero hay que tomarlo con pinzas, es cierto que hay estudios que indican que los problemas digestivos pueden causar halitosis, pero solamente un 3%. La acumulacion de bacterias es la causa principal.
  • La caries dental causa mal olor: Falso y verdadero, la cavidad en el diente no causa olor desagradable en sí, lo que causa el mal olor es la comida que pueda quedarse atrapada en la cavidad o si hay algún tipo de infección, pero tener caries es tener una sobrepoblación de bacterias, por lo cual es cierto también.
  • La mayoría de personas que tienen mal aliento lo saben: Falso, las personas que sufren de mal aliento mayormente no se dan cuenta de su propio olor porque ya están acostumbrados.
  • Si te cepillas los dientes a diario, previenes la aparición de halitosis: Verdadero, si te laves los dientes entre 2 / 3 veces al día, durante dos minutos y utilices una buena técnica de cepillado estarás previniendo la halitosis. Es importante el uso del hilo dental a diario para evitar que queden restos de comida entre los dientes. Recuerda que con el cepillado solo limpias el 65% de los dientes, el otro 35% es el área que está entre diente y diente. Y por último no olvidar limpiar la lengua.

Conclusiones

Aunque hay diversas causas lo que es cierto es que el 90% de el mal olor de boca o halitosis depende de la buena higiene dental que tengas. Si padeces de halitosis no hay que dudar preguntar a tu dentista, y el/ella te ayudará a encontrar la causa y te explicará una buena técnica de higiene oral para poder minimizar factores y puede lucir una sonrisa perfecta y sin complejos.