La sonrisa gingival afecta a la percepción estética de la sonrisa, se caracteriza por enseñar en exceso la encía superior al sonreír,  esto se produce cuando las proporciones entre dientes, encía y maxilar son dispares y no están en armonía.

Existen diferentes niveles en la sonrisa gingival según el grado en el que se muestran las encías:

  • LEVE: cuando se muestran entre dos y cuatro milímetros de encía.
  • MODERADA: cuando se muestran entre cuatro o seis milímetros de la encía al sonreír.
  • SEVERA: cuando se muestran más de seis milímetros de encía al sonreír.

Algunas de las causas que producen la sonrisa gingival son el tamaño de los dientes, al tenerlos demasiado pequeños, también puede surgir por un exceso de encías, un músculo elevador del labio superior demasiado desarrollado, el crecimiento excesivo del maxilar superior o por un desgaste de los dientes que haya producido una descompensación de la proporción entre el diente y la encía.

Para aquellas personas a las que tener una sonrisa gingival les supone un problema estético, hay diferentes tratamientos que permiten solucionar este problema. Se puede optar por tratamientos que requieren de cirugía o por otros que no requieran de cirugía, todo dependerá de cada caso y el diagnóstico de un profesional.

6 formas de arreglar una sonrisa gingival

Una sonrisa gingival puede ser causada por un crecimiento anormal de los dientes, un problema en el desarrollo de la mandíbula, una mordida incorrecta, problemas musculares, un labio superior hiperactivo, etc. Ante estas causas, existen diferentes tratamientos como:

  1. Tratamiento de ortodoncia: se suele utilizar cuando hay problemas de función de la boca, como pueden ser una mala mordida o problemas en la mandíbula. Este tratamiento puede ayudar a corregir sonrisa gingival, los problemas y ayudar a que las encías parezcan más pequeñas al sonreír.
  2. Carillas o coronas: son restauraciones dentales que pueden usarse para conseguir que los dientes parezcan más largos, lo que ayudará a armonizar los dientes y las encías.
  3. Cirugía de alargamiento de la corona: en esta cirugía se extrae el tejido o hueso de las encías para dejar ver más parte del diente, lo que permite que las encías se retiren a su posición correcta y muestren más diente.
  4. Cirugía de labios: este tratamiento es muy útil para aquellas personas que sufren de un labio corto o hiperactivo, la cirugía de reposicionamiento de labios puede ser de ayuda para evitar mostrar una sonrisa gingival. Para casos leves de sonrisa gingival una buena opción son los rellenos de ácido hialurónico e infiltraciones de bótox.
  5. Contorneado de encías con láser o Gingivoplastia: gracias al uso de láseres dentales especiales, se puede eliminar el tejido de las encías sobrante, por lo que se podrá evitar una cirugía obteniendo los mismos resultados.
  6. Gingivectomía: para aquellos pacientes que tengan demasiado tejido en las encías que pueda ser la causa de la aparición de su sonrisa gingival, se puede realizar una gingivectomía en la que se extrae el exceso de tejido de las encías y se reforma el tejido restante para poder exponer más el diente.

Si quieres ver cómo se puede corregir una sonrisa gingival, te recomendamos ver nuestro caso de esta paciente y cómo con la combinación de diferentes tratamientos consiguió lo que deseaba.

Sonrisa gingival con problemas de salud

En ocasiones encontramos que la sonrisa gingival va más allá de una situación puramente estética. En algunas ocasiones puede deberse a que el maxilar superior es demasiado elevado (grande en altura). En esta situación, únicamente puede corregirse con cirugía ortognática y tratamiento de ortodoncia.

¿En qué consiste este tipo de cirugía? Pues bien, se trata reducir el tamaño del maxilar en un intervención hospitalaria y colocar lo dientes en su posición óptima con el tratamiento de ortodoncia.

También podemos encontrar un problema de incompetencia labial. En este sentido, la persona reacciona contrayendo el mentón y juntando los labios con la finalidad de cerrar la boca y no mostrar la sonrisa. Esto, a la larga, puede derivar en una inflamación de las encías, también conocida como gingivitis, problemas en la articulación temporomandibular (ATM) y dolores musculares.

Corregir la sonrisa gingival con ortodoncia invisible

Por norma general, los pacientes que sufren de sonrisa gingival suelen recurrir a nosotros más por cuestiones estéticas que de salud. En la mayoría de los casos, estos se sienten descontentos por mostrar más encía que dientes cuando sonríen. Es importante tener en cuenta que es bastante común que este tipo de sonrisa se produzca por un desarrollo anormal del hueso maxilar.

Además, dependiendo de la cantidad de encía que muestra (sonrisa gingival leve, moderada o severa), el procedimiento de actuación será diferente.

¿Se puede corregir la sonrisa gingival con ortodoncia Invisalign? La respuesta es sí, teniendo en cuenta cuánta encía se muestre al sonreír. Lo más común es tratarlo mediante la combinación de un tratamiento de ortodoncia y otro periodontal, es decir, un tratamiento multidisciplinar. Lo bueno de la ortodoncia invisible es que no se aprecia prácticamente, por lo que estéticamente el paciente suele estar contento y seguro. </>

Por ello, si tienes sonrisa gingival, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Juntos encontraremos la mejor solución a tu problema.