Las amalgamas, o cambio de amalgamas dentales, llevan siendo la solución a las caries de diferentes pacientes durante más de 150 años. ¿Tú también las tienes? Es normal, durante un tiempo se estuvo haciendo un amplio uso de ellas por su durabilidad de materiales.

Pero ¿Qué son las amalgamas? ¿Son un riesgo para mi salud? o ¿Las puedo sustituir por otro material? y ¿Cuándo es necesario hacerlo? Pues bien, es por eso que hemos escrito este post para ti, para que entiendas su función y decidas un mayor conocimiento sobre lo que son las amalgamas. 

Aquí te responderemos a todas las preguntas que creemos que puedes hacerte al respecto.

¿Qué son las amalgamas dentales?

Una amalgama dental es una mezcla de metales, compuesta en gran parte por mercurio, y otros metales como plata, estaño y cobre que se usa para rellenar las cavidades causadas por la caries

Eran muy usadas por su facilidad para adaptarse una vez mezclados los metales, su capacidad de endurecer al poco tiempo y su durabilidad, y porque en ese momento no existía otro material similar en prestaciones. Sin embargo, los materiales han evolucionado y hoy podemos encontrar materiales que ofrecen todo laque las amalgamas y más, además debes saber que su uso se ha prohibido en la Unión Europea desde 2018 para mujeres embarazadas y niños.

¿Qué tipos de amalgamas hay?

Podemos encontrar diferentes tipos de amalgamas, las cuales tienen una misma función pero crean sobre el diente un efecto diferente. A destacar: 

  • Amalgama dental. Se trata del nombre que se le da a cualquier amalgama utilizada en odontología. Es una mezcla de diferentes metales (plata principalmente, pero también estaño, cobre y zinc) con mercurio y tiene la función de rellenar cualquier cavidad provocada por las caries.
  • Amalgama de plata y oro. Siguen formando parte de una mezcla de diferentes metales (plata, estaño, cobre y zinc) pero en su gran mayoría es oro mezclado con mercurio. 

cambio de malgamas

¿Por qué se usaban tanto las amalgamas y ahora no?

Las amalgamas se usaban porque en su momento no existía otro material que ofreciera la maleabilidad y la durabilidad necesarias para restaurar la forma de un diente afectado por caries, además eran en gran parte una solución económica.

Sin embargo, el uso del mercurio en el ámbito sanitario y clínico, actualmente es considerado como un riesgo importante para la salud y bienestar de la población a nivel global, es por eso que se han firmado acuerdos mundiales para eliminar o minimizar su uso.

Actualmente existen materiales y tecnologías que pueden dar respuesta de forma segura y duradera a restaurar una cavidad ocasionada por la caries sin tener que recurrir a las amalgamas dentales.

¿Cuáles son los riesgos de amalgamas para la salud? 

Las amalgamas pueden llevar consigo posibles riesgos a nivel personal y a nivel social. 

A nivel personal las amalgamas pueden llevar consigo un riesgo en el caso que se encuentren en mal estado o que se extraigan sin seguridad. Las amalgamas dentales no son un riesgo para la salud cuando están bien conservadas. Aún así, es desaconsejable que con la cantidad de tecnología avanzada y materiales que existen hoy en día, te pongan una amalgama.

Es importante considerar, además, el galvanismo bucal. Este consiste en una electricidad producida por una reacción química debido al contacto entre metales. Algunos de los síntomas más pronunciados son; ardor, quemazón, hormigueo o la sensación de tener arena en la boca.

Las amalgamas más allá de un riesgo de salud personal debemos valorarlas por el daño que pueden causar a la contaminación del planeta en general y la salud de la población, pues la extracción y desechos del mercurio se incorporan fácilmente a la cadena alimenticia, de esta forma, termina causando  un peligro ya no solo para las personas que tienen una amalgama en su boca, sino para todas aquellas que puedan verse involucradas y afectadas en el proceso.

¿Cuándo hay que cambiar una amalgama?

Pueden presentarse distintas situaciones en las que un especialista en Rehabilitación Oral te indique que es necesario cambiar una amalgama:

  • Cuando la amalgama está provocando fisuras en el diente.
  • Cuando mediante una radiografía se detecta que hay caries debajo de la amalgama.
  • Cuando hay filtración, es decir, que existe un espacio entre la amalgama y el diente por donde pueden entrar bacterias.
  • Cuando esta en mal estado.

Pero si te estas preguntando, ¿hay que cambiar las amalgamas siempre? Nuestra respuesta será sencilla; No, siempre y cuando no presente un riesgo para la salud de quién las lleva puestas. Sin embargo, es necesario realizar un seguimiento año tras año para verificar que se encuentre en buen estado.

¿Qué opciones existen para sustituir una amalgama en mal estado? 

Desde hace muchos años existen diversas alternativas para reemplazar el uso de las amalgamas y en Clínica Friedländer proporcionamos todas ellas con tal de poder asegurar un bienestar en tu salud. Las alternativas con las que podéis contar y que pueden proporcionar más seguridad son:

  • La alternativa más utilizada actualmente son las de resina compuesta o composite. gracias a que ademas de ofrece excelente ajuste y durabilidad, ofrecen además un resultado estético mimetizándose con el tono de tus dientes.
  • Otra posibilidades de materiales pueden ser la porcelana o el circonio diseñado en 3D.

En Friedländer una vez extraigas las amalgamas, seleccionamos el material dependiendo del tamaño de la cavidad, yendo de pequeño a grande, donde se hace uso de resinas compuestas y reproducciones dentales impresos en 3D:

  • Cavidad de tamaño pequeño a mediano. Utilizamos un empaste de composite o resina compuesta sobre el diente directamente (que tendrá el mismo color que los dientes) para rellenar la parte cariada o afectada de la pieza dental.
  • Cavidad de tamaño mediano a grande. Incrustación diseñada e impresa en 3D: Se utiliza para reparar el diente que presente un defecto ya sea causado por una fractura, rotura o caries.
  • Cavidad que ha destruido gran parte del diente. Corona dental: Es una pieza con forma de diente que sustituye el diente normal ya sea sobre un implante o sobre una parte del diente que aún queda. En nuestra clínica ofrecemos la posibilidad de diseñarla e imprimirla con tecnología CEREC

Si sigues dudando sobre cuál sería la mejor opción, pide una valoración en persona a nuestra clínica dental y te daremos lo que mejor se adecúa a tu caso personal.

 ¿Cuál es el procedimiento para retirar una amalgama de forma segura?

La única persona que podrá decidir si es necesario sustituir la amalgama es un odontólogo, porque como se dijo anteriormente, si la amalgama se revisa anualmente y se encuentra en buen estado no es necesario cambiarla, además al extraerla, existe el riesgo de perder parte del diente.

En Clínica Friedländer realizamos la extracción de amalgamas dentales y el procedimiento es el siguiente:

    1. Aislamiento absoluto con dique de goma
    2. Eliminación de la amalgama en mal estado
    3. Aspiración con separador de metales
    4. Limpieza del diente y cambio de todos los materiales usados
    5. Colocación  de un nuevo campo de aislamiento
    6. Plan de tratamiento adecuado a seguir dependiendo de la valoración una vez eliminada la amalgama. Las opciones pueden ser endodoncia, empaste, reconstrucción mediante incrustación, corona, entre otras.

Retirar una amalgama, ¿es seguro?

Cuando se retira con todo el protocolo de seguridad antes mencionado dejamos a un lado la posible aspiración de metales, por lo cual podemos decir que es un procedimiento seguro, sin embargo existen el riesgos, uno de ellos es que el diente esté muy débil y al retirar la amalgama el diente se fracture. Es importante analizar cada caso en particular  y valorar con radiografías y exploraciones si realmente es necesario extraer la amalgama además de tener toda la información sobre las posibles consecuencias del proceso. 

5 Claves para elegir una clínica dental para retirar una amalgama en mal estado

  1. Es primordial elegir una clínica dental con un odontólogo con especialidad en endodoncia y/o en rehabilitación oral. Ambas especialidades forman parte de la odontología conservadora.
  2. El uso de aislamiento absoluto y la recolección del mercurio de forma segura es una práctica muy importante a tener en cuenta. 
  3. Es importante valorar desde una perspectiva conservadora y poco invasiva la retirada de las amalgamas. 
  4. Las opciones post retirada deben de restaurar y mejorar la salud bucal a largo plazo.
  5. Otra clave en la elección de la clínica dental, es la tecnología presente que tiene esta para dar respuesta a los tratamientos que vayan a ser necesarios durante todo el tratamiento.

En Clínica Friedlander podemos ofrecerte un servicio de calidad teniendo en cuenta estas 5 claves. Somos una clínica de Barcelona con profesionales del ámbito muy preparados y comprometidos con la salud bucodental de todos y cada uno de nuestros pacientes, así como con la tecnología para apoyarte en cada paso de tu tratamiento.  

Ponte en contacto con nosotros  si deseas concretar una cita con nuestros especialistas y valorar de forma personalizada tu caso.