Odontopediatria 2018-09-19T13:59:36+00:00

ODONTO
PEDIATRÍA

En clínica dental Friedländer practicamos la odontopediatría desde un enfoque integral, tomando en cuenta los hábitos, alimentación y la función de todo el aparato masticatorio, para que los más pequeños de la casa crezcan con una boca sana. Muchos tratamientos complejos en adultos se podrían prevenir con una oportuna visita al odontopediatra, la prevención y detección de la patología oral en los bebés, niños y adolecentes es por ello tan importante.

PIDE TU CITA

La odontopediatra Ruth Mayné es nuestra especialista en los tratamientos dentales para bebés, niños y adolescentes, su carácter y formación especializada hace que a los pequeños se les olvide por un momento la ansiedad que puedan sentir al visitar al dentista, esto, aunado a la visita periódica al odontopediatra ayudan a generar una relación de confianza y motivación para la optima salud dental infantil.

La primera visita al dentista se recomienda al año de vida cuando han salido los primeros dientes, sobretodo para prevenir caries e informar sobre hábitos alimenticios saludables. En esta edad en la que parece imposible que un pequeñín colabore, es en donde interviene la gran experiencia y habilidad que nuestra odontopediatra Ruth Mayné posee. En nuestra clínica dental en Barcelona es posible tratar caries en bebes y niños en edad preescolar sin sedación, con la ayuda de una camilla pediátrica que proporciona el soporte y la contención necesaria al bebé o preescolar, para que la odontopediatra pueda tratar al pequeño. Como una opción alternativa ofrecemos la opción de sedación para poder tratar cualquier tipo de patología oral que presente el niño, en nuestra clínica dental contamos con un quirófano y un equipo de anestesistas pediátricos.

¿Cuándo visitar al odontopediatra y por qué?

CARIES INFANTILES

Los dientes de leche o dientes primarios tienen múltiples funciones además de masticar, el correcto desarrollo de huesos y músculos de la mandíbula, el desarrollo del habla,  y sobretodo son la guía principal para que los dientes permanentes salgan en una posición correcta, es por esto que cuando una caries no es atendida puede afectar a los dientes que aun no han salido.

Una caries es una enfermedad infecciosa azúcar dependiente, es decir, es causada por el consumo de azucares y el oportunismo de bacterias que desmineralizan y destruyen el diente. El peligro reside en que sin un examen de rutina, se detectan las caries solo cuando existe dolor o molestia por parte del niño, y cuando existe dolor, la infección ha llegado al nervio. Las caries tienen varias etapas, la aparición de una mancha blanca es el primer signo que indica la desmineralización del diente, a medida que no es tratada se puede convertir a un tono marrón hasta formar una cavidad (el típico agujero en el diente). Cuando la desmineralización y destrucción del diente ha avanzado considerablemente, las bacterias penetran la pulpa, aparece el dolor, infección y la muerte del tejido.

Si una caries infantil es detectada en la primera etapa es muy probable revertirla a través de la re-mineralización, es por ello que las visitas de rutina al odontopediatra son tan importantes. Nuestra odontopediatra Ruth Mayné cuenta con un protocolo para detectar pacientes con riesgo de caries, con el que informa a los padres la periodicidad de visitas que deberá tener el niño de acuerdo a su predisposición a tener caries, así mismo, cuando se establece una relación positiva y de confianza es más probable que el niño este motivado para cuidar su salud dental, aunque no hay que olvidar que es responsabilidad de los padres supervisar y repasar el cepillado de dientes hasta aproximadamente 8 o 9 años de edad.

ORTODONCIA EN NIÑOS

Una de las preguntas más recurrentes que se hacen los padres es, ¿cuándo es el momento oportuno para poner aparatos en los niños? Y la respuesta a esto vuelve a ser la prevención y la correcta periodicidad de visitas al odontopediatra, solo de esta forma se puede evaluar el crecimiento del niño y actuar de forma oportuna corrigiendo maloclusiones de forma muy sencilla aprovechando la maleabilidad de los huesos en la niñez, sin embargo hay algunos indicadores que nos pueden sugerir que nuestro hijo puede necesitar ortodoncia:

  • succión del pulgar
  • uso prolongado de biberón y/o chupete
  • pérdida prematura o tardía de los dientes de leche
  • dientes apiñados o que no encajan bien
  • mandíbulas o dientes desproporcionados
  • morderse las mejillas o el paladar

El especialista en ortodoncia en conjunto con nuestra odontopediatra, valorarán según el caso si el niño necesita aparatos removibles o aparatos fijos y pautará un seguimiento para vigilar el crecimiento hasta que el paciente haya hecho el recambio completo de dientes. Normalmente este tipo de intervenciones pueden durar de 12 a 18 meses, pero es muy importante elegir el momento oportuno para hacerlo, porque en muchos casos, comenzar demasiado pronto implica tratamientos más largos e infructuosos.

VEN A TU
PRIMERA VISITA

En Friedländer clínica dental estaremos encantados de recibirte, pide una primera visita informativa donde valoraremos tus necesidades y expectativas, y te ofreceremos la mejor solución que la experiencia de nuestros especialistas puedan dar. La primera visita solo requiere de la inversión de tu tiempo y del nuestro.

Acepto la política de privacidad.

DÓNDE ESTAMOS